Finales felices???

 

Me tendrán que seguir un poco: siempre odié los cuentos infantiles, en especial cuando al final, intentaban dejar una moraleja.

Por ejemplo, siempre recuerdo lo injusto que era para el Patito Feo, el abuso, la burla y la risa de los patos, sólo por su aspecto “diferente”. Este sentimiento debía volverse alivio, cuando al crecer y para sorpresa de sus colegas, se convertía en un hermoso cisne. Sin embargo, para mí, ese alivio no era tal.

¿Qué era lo que no encajaba en la historia? ¿Cuál era la moraleja que intentaba transmitir el cuento?

La respuesta podría ser que uno no debería ser cruel con los demás, pero esa respuesta sería incompleta, ya que aún falta el final del cuento. Entonces, si nos atenemos a la historia completa, diríamos que debemos ser amables con los demás, pero porque nunca sabes en qué se convertirá la otra persona.

Lo que detesto de contarles a nuestros hijos este tipo de historias, es que de una manera imperceptible, los estamos educando en la más absoluta hipocresía, de contenerse y no herir a los demás, exclusivamente en función de las consecuencias que nuestros actos puedan tener en el futuro para nosotros mismos, y no porque ESTÁ MAL HERIR A LOS DEMÁS.

En el mundo de los adultos, algo similar ocurre cuando atendemos el teléfono. Seamos siempre amables, corteses, porque no sabes quién está al otro lado de la línea.

¿Qué clase de moral es esta?

Uno debe ser siempre amable, sin importar quién o qué sea la otra persona, y ese debería ser el final de la historia.

Cambiemos los libros que nuestros hijos están leyendo, antes de que se conviertan en cisnes.

5 Responses to “Finales felices???”

  1. Igual que la historia siempre se manipula, siempre los poderosos han pretendido contarnos a las generaciones futuras sobre su grandeza ocultando las miserias bajo la alfombra. Lo mismo ha ocurrido con la cultura oral. Por ser tradicional, por ser más “auténtica”, más tradicional, no debe estar exenta de miradas de soslayo. Me gusta ésta que tú le haces. las moralejas son odiosas. No debemos confromarnos con su manida y manipuladora enseñanaza. hay otros cuentos, podemos darles la vuelta. Ahora hay más varidedad, no tenenmos que conformarnos con ofreciendo al espíritu infatil de los adultos del siglo XXi Esopo, Perrault o al edulcorado Disney. el paso a cisnes es rápido y si no los alimentamos bien, crecerán pensandoq eu son feos pollos, dispuestos al sacrificio o, al revés, engolados cisnes, dueños de todo porque sí. Hay que fomentar su capacidad de autocrítica, su ética. y, aún es más importante si se trata de niñas. Los cuentos y moralinas tradicionales están llenos de represión machista.

    Por cierto, si ya le he dado al botón de “seguir”, alguien me explica porqué diantres, no me encvía tus novedades. igual me pasa en facebook. Se me llena con las bobadas de otros pero no me muestra las publicaciones. tengoq eu entrar de propio en el muro. Y, a veces, puedo pero otras, desde el móvil, no me deja. Una pena. Aunque, también, un gustazo cuando logro entrar. Igual es mejor así, lo que nos cuesta, lo apreciamos más, ¿no?.

    • Liacice, sin duda, debemos pasarle el peine a contrapelo a toda nuestra cultura. En cada acto insignificante, como Freud nos enseñara respecto de nuestro inconsciente, incorporamos verdades relativas, formuladas a conveniencia de algo más, que no nuestra felicidad.
      A mí me pasa igual con el “seguir” de los blogs a los que me he suscripto. Yo creo que WordPress no da abasto, y que hay que ir directamente a “Blogs I follow”, para estar al corriente.
      Me alegra que disfrutes del blog.

      • Me quedo más tranquila… por el lado práctico de los “seguires” y por aquello de los peinar a contrapelo. ¿eso es exactamente!. Revisar por si hay liendres escondidas entre las púas con las que, supuestamente, nos han aseado y seguimos “aseando y cuidando” a nuestros niños. Feliz noche

      • Feliz noche de un feliz día!
        Por cierto, fanático como soy de la buena comida, seré un asiduo visitante de tu blog…
        No solo de pensamientos vive el hombre.
        Enhorabuena!

      • ¡Uf, muchas gracias!. Estoy como un tomate. Ultimamente, tanta indignación y exceso de vida laboral no es que me estén permitiendo disfrutar de la cocina ni me siento tan inspirada para hablar de ello. Pero…¡voy a esforzarme viendo la expectación!. Un beso lioso y ¡Feliz semana!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: